lunes, 14 de julio de 2014

Desarrollando paciencia

Hace unos días, para ser mas especifica una semana y dos días, se me ha otorgado (sin opción a elegir) fungir uno de mis muchos roles que la vida me ha dado.  Este rol me ha acompañado por varios años pero nunca ha sido por tantos días seguidos,  necesito paciencia.  Ni las pastillas para la ansiedad pueden ayudar en esto.  No es que sea muy difícil es lo seguido de las situaciones diarias que me encuentro y no poder expresarme como soy (expresiva) para que las cosas fluyan con una belleza que no se si sea cierta.  Yo no le he pedido a mi Dios paciencia, pero si pido que me ayude día a día a cumplir y llevar este rol hasta el ultimo día, que por cierto lo veo muy lejano.  



Al final de mi jornada, mi compañero de vida estará feliz, yo aliviada de terminar esta temporada de vida, mi hogar estará mas vacio pero creo que sobretodo aprenderé otra lección de mi vida, entre ellas la paciencia.  Un don de Dios que en mi humilde opinión se desarrolla en distintas situaciones que se van presentando en la vida.  Me resta vivir cada día a plenitud, no coger las cosas tan literal y dejar que las cosas tomen su propio rumbo sin aferrarme a cada situación, porque todo tiene solución y nada es eterno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario